El Principio de Incompetencia de Peter

Publicada en Publicada en Desarrollo Organizacional

 Por Germán Pecellín.

Todos conocemos casos en los que un trabajador promociona sin aparentes razones de peso hacia un puesto en el que sus competencias profesionales son insuficientes para ejercerlo. En relación con esto, Laurence J. Peter, catedrático de la Universidad del Sur de California, lanzó en 1969 su famoso Principio de Incompetencia.

Principio de Peter

El Principio de Peter puede perjudicar la salud de nuestra empresa

Este principio, generalizando, nos dice, por un lado, que las personas son promocionadas si hacen bien su trabajo y, por otro lado, que no son promocionadas si no lo hacen bien. En conclusión, todos los que ya no promocionan no hacen bien su trabajo y son incompetentes para el puesto en el que están.

El profesor Peter lo formuló de la siguiente manera:

En una organización las personas que realizan bien su trabajo son promocionadas a puestos de mayor responsabilidad una y otra vez, hasta que alcanzan su nivel de incompetencia.

De él dedujo que:

– Con el tiempo, todo puesto tiende a ser ocupado por un empleado que es incompetente para desempeñar sus obligaciones.

– El trabajo es realizado por aquellos empleados que no han alcanzado todavía su nivel de incompetencia.

 

La semilla de este principio germinará con fuerza en organizaciones con muchos niveles jerárquicos y excesiva burocracia, y crecerá más aún si se abona con unos procedimientos de selección, formación y promoción inadecuados, mientras que la falta de comunicación resulta excelente para aportarle la humedad necesaria para dotarle de su máximo esplendor.

 

Aunque quizás este principio sea, o parezca, demasiado extremista, está a la base de demasiados casos de puestos de dirección ocupados por personas sin la suficiente cualificación profesional, lo que ocasiona graves perjuicios para sus organizaciones. Al menos, la formulación de Peter, ha de servir para incentivar la reflexión en vías a evitar que se instale en nuestras empresas.

 

 

¿Alcancé mi nivel de incompetencia?
¿Alcancé mi nivel de incompetencia?

Tuve conocimiento de este principio hace ya mucho tiempo, a través de un libro de Manuel Cubedo: “Cómo alcanzar su máximo nivel de incompetencia”. En él retrata en clave de humor las deficiencias de las organizaciones que dan sustento al principio de Peter y cómo “aprovecharlas” para llegar a ser un incompetente en la cúspide jerárquica: “El antimanagement: más allá del principio de Peter”

Pero si lo que quieres es lo mejor para tu empresa, entonces evita que germine en ella el principio de Peter, reduciendo las deficiencias mencionadas y desarrollando las personas que la componen a través del coaching.

Germán Pecellín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.