¿Por qué es necesario el coaching de equipos?

Publicada en Publicada en Apuntes, Coaching de Equipo

Por Germán Pecellín.

Un equipo de trabajo, atendiendo a la Teoría de Sistemas L. von Bertalanffy (1945), es un sistema abierto, es decir, es un conjunto de elementos que están interrelacionados entre ellos y a su vez lo están con elementos del exterior. Estos elementos pueden formar subsistemas y a la vez, formar parte de sistemas más amplios.

 

Ludwig Von Bertalanffy, creador de la Teoría General de Sistemas

Así pues, dos elementos de un sistema están conectados entre si en los dos sentidos comunicativos, entre ellos hay una relación. Tres elementos de un sistema estarán conectados por tres relaciones, cuatro elementos implican seis relaciones y, de esta forma, un equipo de diez componentes estarían conectados entre ellos a través de cuarenta y cinco relaciones. El hecho de considerar subsistemas aumentaría aún más la cantidad de relaciones que tendríamos en nuestro equipo de trabajo.

 

Equipo de trabajo desde el enfoque sistémico

 

Todo esto, refiriéndonos al coaching, aporta una complejidad al equipo como realidad muy diferente a la dimensión individual objeto del coaching tradicional. A través de coaching individual con cada uno de los miembros del equipo, nunca llegaremos a desarrollar por completo todo el potencial que reside en las interrelaciones del equipo. Se necesita pues, una metodología distinta que tenga en cuenta la totalidad de los procesos que se dan dentro y, también, fuera de él.

 

El coaching de equipo será más importante realizarlo cuanto más dependan los resultados del esfuerzo colectivo.

 

La complejidad de relaciones hace posible que un sistema sea mucho más que la suma de sus partes. Según este principio del enfoque sistémico, el resultado de un coaching de equipo es mucho más que la suma de los procesos de coaching individuales.

 Germán Pecellín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.